12 POEMAS DE ANTONIO MACHADO

12 POEMAS DE ANTONIO MACHADO de

Portada de 12 POEMAS DE ANTONIO MACHADO
Resumen

El amor y la muerte, el desengaño y la guerra, el paso del tiempo se refleja en la poética machadiana. Versos ilustrados con elegancia, delicadeza y rotundidad.

Cantidad
  • 23.90 CHF

Categoría: Poesía para niños y jóvenes

Editorial KALANDRAKA

Autor MACHADO, Antonio

EAN/ISBN: 9788484640455

Incorporado en el catálogo: 16/03/2020

Formato: TAPA DURA

Subtítulos: Ilustraciones de Pablo Auladell

Número de páginas: 36

He andado muchos caminos, he abierto muchas veredas; he navegado en cien mares y atracado en cien riberas…

«12 poemas de Antonio Machado» es un recorrido por el legado  del autor, desde la lírica modernista de sus primeros versos influidos por Rubén Darío, hasta la brevedad sentenciosa y chispeante  de sus últimos libros. El amor y la muerte, el escepticismo  y el desengaño, la preocupación por España y la guerra,  y el paso inexorable del tiempo marcaron su vida y su obra. 
 
La riqueza espiritual y el intimismo se reflejan en «Soledades» (1903). Con su llegada a Soria alcanzaría la felicidad junto  a Leonor Izquierdo y del contacto con el territorio surgiría  una poesía objetiva, descriptiva y realista; una evolución plasmada  en «Campos de Castilla» (1912), que desvela el alma de la tierra.  Esta obra -que contiene la profunda verdad del poeta- crecería  en ediciones posteriores mostrando una visión noventayochista  del paisaje castellano, con una poética sencilla y austera.  Unamuno, Ortega y Azorín le colmaron de elogios.
 
Su etapa en Baeza duró seis años de soledad entre clases, paseos y lecturas. Cada vez más interesado por la filosofía, de entonces datan casi todos los breves poemas de «Proverbios y cantares»: coplas populares, sentenciosos lirismos y versos trascendentales salpicados con fina ironía. En Segovia acabó encontrando de nuevo el amor: a Pilar de Valderrama dedicó «Canciones a Guiomar» (1928). Afincado en Madrid, su producción poética se reduciría en favor  de la escrita en prosa. Su último y definitivo verso apareció,  días después de su muerte, en un papel guardado en el bolsillo de su abrigo: "Estos días azules y este sol de la infancia". 
 
La esencia machadiana se intensifica con las ilustraciones rotundas y audaces de Pablo Auladell: elegancia y delicadeza de trazos tenues, con un hábil manejo del claroscuro y suaves pinceladas  de color que remiten al Palacio de Dueñas entre cítricos aromáticos  y escenarios que evocan "infancia, limones, una fuente y el tiempo".

PUEDES HOJEAR AQUÍ EL LIBRO