ADIÓS, MUCHACHOS

ADIÓS, MUCHACHOS de

Portada de ADIÓS, MUCHACHOS
Resumen

«No había leído la autobiografía de Sergio Ramírez, Adiós muchachos, y acabo de hacerlo, conmovido. Es un libro sereno, muy bien escrito.» Mario Vargas Llosa. Una novela del ganador del Premio Cervantes 2017.

Cantidad
  • 15.90 CHF

Categoría: Autores/as latinoamericanos/as

Editorial DEBOLSILLO

Autor RAMÍREZ, Sergio

EAN/ISBN: 9788466345644

Incorporado en el catálogo: 25/05/2018

Formato: LIBRO BOLSILLO

Número de páginas: 320

«No había leído la autobiografía de Sergio Ramírez, Adiós muchachos, y acabo de hacerlo, conmovido. Es un libro sereno, muy bien escrito.» Mario Vargas Llosa, Piedra de toque, El País.
Una novela del ganador del Premio Cervantes 2017.

Con la pérdida de las elecciones generales en 1990, el proceso iniciado por la revolución sandinista contra el dictador Somoza en 1979 se detuvo en seco, y con él también se difuminaron los sueños, anhelos y esperanzas de cientos de miles de ciudadanos que participaron en aquel proceso transformador.

Sergio Ramírez, miembro de la dirigencia revolucionaria y vicepresidente en la fórmula con Daniel Ortega, fue testigo excepcional de una utopía que se extendió más allá de las fronteras nicaragüenses.

Adiós muchachos es la memoria de una generación que luchó por unos ideales de rebeldía comunes, y que, si bien no pudo ver cumplidos todos sus objetivos de justicia, riqueza y desarrollo, siente el orgullo de haber traído la democracia a su país, Nicaragua, cuando las ideologías parecen desvanecerse.

Esta edición lleva un nuevo prólogo del autor, que pone en perspectiva sus reflexiones críticas tras el regreso al poder del Frente Sandinista, con el propio Daniel Ortega a la cabeza.

PUEDES LEER AQUÍ LAS PRIMERAS PÁGINAS

Reseñas:

  • «El talento narrativo del autor domina este libro. Rescata del olvido una revolución que despertó enormes esperanzas y conmovidas adhesiones.» Javier Pradera, Babelia

  • «Más allá de las ideologías Adiós muchachos encierra el interés de lo auténtico y lo honesto.» Carmen Rodríguez Santos, ABC