Café-Libro EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA

SÁBADO 27 DE JUNIO DE 2020 A LAS 17.30 H  

ESTÁ POR DETERMINAR EL FORMATO DE CELEBRACIÓN DE ESTE CAFÉ-LIBRO  EN FUNCIÓN DE LAS LÓGICAS Y NECESARIAS RESTRICCIONES DERIVADAS DE LA ALERTA SANITARIA POR COVID-19.  ES ALTAMENTE PROBABLE QUE DEBAMOS CELEBRARLO VIRTUALMENTE A TRAVÉS DE VIDEOCONFERENCIA, EN LUGAR DE REUNIRNOS EN EL ESPACIO CLARA CAMPOAMOR DE LA LIBRERÍA. *

El sábado 27 de junio, para cerrar el ciclo de encuentros de nuestro café-libro antes de la pausa estival, nos acercamos a un clásico de la literatura colombiana y universal, con un título que nos implica como nunca.

Podéis  comprar la novela en nuestra librería o a través de nuestra página web en una de estas dos ediciones:

      

Quienes asistan al club de lectura disfrutarán de un  descuento del 10%  en los libros de Gabriel García Márquez.

*Si no es en la librería, el encuentro para comentar esta novela tendrá lugar por vídeoconferencia (Zoom) o, en su defecto y si es posible y seguro, en un espacio abierto por determinar y en función del tiempo. Para participar en la vídeoconferenciam es necesario haber adquirido el libro en Ibercultura y facilitar un e-mail de contacto.

Sobre el libro:

El amor en los tiempos del cólera, un gran clásico de Gabriel García Márquez y una novela imprescindible de la literatura contemporánea .

«Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados. El doctor Juvenal Urbino lo percibió desde que entró en la casa todavía en penumbras, adonde había acudido de urgencia a ocuparse de un caso que para él había dejado de ser urgente desde hacía muchos años. El refugiado antillano Jeremiah de Saint-Amour, inválido de guerra, fotógrafo de niños y su adversario de ajedrez más compasivo, se había puesto a salvo de los tormentos de la memoria con un sahumerio de cianuro de oro. Encontró el cadáver cubierto con una manta en el catre de campaña donde había dormido siempre, cerca de un taburete con la cubeta que había servido para vaporizar el veneno.»

La historia de amor entre Fermina Daza y Florentino Ariza, en el escenario de un pueblecito portuario del Caribe y a lo largo de más de sesenta años, podría parecer un melodrama de amantes contrariados que al final vencen por la gracia del tiempo y la fuerza de sus propios sentimientos, ya que García Márquez se complace en utilizar los más clásicos recursos de los folletines tradiciones. Pero este tiempo -por una vez sucesivo, y no circular-, este escenario y estos personajes son como una mezcla tropical de plantas y arcilla que la mano del maestro moldea y con las que fantasea a su placer, para al final ir a desembocar en los territorios del mito y la leyenda. Los jugos, olores y sabores del trópico alimentan una prosa alucinatoria que en esta ocasión llega al puerto oscilante del final feliz.

Sobre el autor:

Gabriel García Márquez (Aracataca, Colombia, 1927 - México D.F., 2014), novelista colombiano, premio Nobel de Literatura en 1982 y uno de los grandes maestros de la literatura universal. Gabriel García Márquez fue la figura fundamental del llamado  Boom de la literatura hispanoamericana, fenómeno editorial que, en la década de 1960, dio proyección mundial a las últimas hornadas de narradores del continente.

En todos ellos era palpable la superación del realismo y una renovación de las técnicas narrativas que entroncaba con la novela europea y estadounidense de entreguerras ( KafkaJoyceProustFaulkner); García Márquez sumó a ello su portentosa fantasía y sus insuperables dotes de narrador, patentes en la obra que representa la culminación del realismo mágico:  Cien años de soledad (1967).

Los años de su primera infancia en Aracataca marcarían decisivamente su labor como escritor; la fabulosa riqueza de las tradiciones orales transmitidas por sus abuelos nutrió buena parte de su obra. Afincado desde muy joven en la capital de Colombia,  Gabriel García Márquez estudió derecho y periodismo en la Universidad Nacional e inició sus primeras colaboraciones periodísticas en el diario El Espectador.

A los veintiocho años publicó su primera novela,  La hojarasca (1955), en la que ya apuntaba algunos de los rasgos más característicos de su obra de ficción. En este primer libro y algunas de las novelas y cuentos que le siguieron empezaron a vislumbrarse la aldea de Macondo y algunos personajes que configurarían  Cien años de soledad, al tiempo que el autor hallaba en algunos creadores estadounidenses, sobre todo en  William Faulkner, nuevas fórmulas expresivas.

Comprometido con los movimientos de izquierda, Gabriel García Márquez siguió de cerca la insurrección guerrillera cubana de Fidel Castro y el  Che Guevara hasta su triunfo en 1959. Amigo de  Fidel Castro, participó por entonces en la fundación de Prensa Latina, la agencia de noticias de Cuba. Al cabo de no pocas vicisitudes con diversos editores, García Márquez logró que una editorial argentina le publicase la que constituye su obra maestra y una de las novelas más importantes de la literatura universal del siglo XX,  Cien años de soledad (1967).

Incubada durante casi veinte años y redactada en dieciocho meses,  Cien años de soledad  recrea a través de la saga familiar de los Buendía la peripecia histórica de Macondo, aldea imaginaria fundada por los primeros Buendía que es el trasunto de su localidad natal y, al mismo tiempo, de su país y del continente. De perfecta estructura circular, la novela alza un mundo propio, recreación mítica del mundo real de Latinoamérica, de un modo que ha venido a llamarse «realismo mágico» por el encuentro constante de lo real con motivos y elementos fantásticos. Así, en el relato de la fundación del pueblo, de su crecimiento, de su participación en las guerras civiles que asolan el país, de su explotación por parte de una compañía bananera estadounidense, de las revoluciones y contrarrevoluciones subsiguientes y de la destrucción final de la aldea (que confluye con la extinción de la estirpe de sus fundadores, condenada desde el principio a "cien años de soledad"), se entrelazan con toda naturalidad sueños premonitorios, apariciones sobrenaturales, pestes de insomnio, diluvios bíblicos y toda clase de sucesos mágicos, todo ello narrado en una prosa riquísima, fluida y cautivadora que hacen de la lectura un asombro y un placer inacabables.

Mario Vargas Llosa, José Donoso y Gabo en Barcelona con sus respectivas esposas.EDICIONES B

Tras una temporada en París, Gabriel García Márquez se instaló en Barcelona en 1969, donde entabló amistad con intelectuales españoles, como  Carlos Barral, y sudamericanos, como Mario Vargas Llosa. Su estancia allí fue decisiva para la concreción de lo que se conoció como el  Boom de la literatura hispanoamericana, que supuso el descubrimiento internacional de los jóvenes y no tan jóvenes narradores del continente: el peruano  Mario Vargas Llosa, los argentinos  Jorge Luis BorgesErnesto Sábato y  Julio Cortázar, los mexicanos  Juan Rulfo y  Carlos Fuentes y los uruguayos  Juan Carlos Onetti y  Mario Benedetti, entre otros. En 1972 obtuvo el Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos, y pocos años más tarde regresó a América Latina para residir alternativamente en Cartagena de Indias y en Ciudad de México, debido sobre todo a la inestabilidad política de su país.

Con anterioridad a  Cien años de soledad, García Márquez había esbozado el mundo de Macondo en novelas como  La hojarasca (1955) y  El coronel no tiene quien le escriba (1961), y también en colecciones de relatos como  Los funerales de la Mamá Grande (1962). Después de  Cien años su narrativa, despojada en mayor o menor media de elementos fantásticos, mantuvo un altísimo nivel; es el caso de novelas como  El otoño del patriarca (1975), que somete a alucinante tratamiento el tema del dictador hispanoamericano;  Crónica de una muerte anunciada  (1981), relato de un crimen de honor basado en sucesos reales que sobresale por su perfección constructiva y ha sido considerado su segunda obra maestra; y  El amor en los tiempos del cólera (1985), extraordinaria historia de un amor que, nacido en la adolescencia, no llega a consumarse hasta 53 años después, ya en la vejez de los personajes.

Su prestigio literario, que en 1982 le valió el Premio Nobel de Literatura, le confirió autoridad para hacer oír su voz sobre la vida política y social colombiana. Su actividad como periodista quedó recogida en  Textos costeños (1981) y  Entre cachacos (1983), compendios de artículos publicados en la prensa escrita, y en  Noticia de un secuestro, amplio reportaje novelado editado en 1996 que trata de la dramática peripecia de nueve periodistas secuestrados por orden del narcotraficante  Pablo EscobarRelato de un náufrago, reportaje sobre un caso real publicado en forma de novela en 1968, constituye un brillante ejemplo de «nuevo realismo» y puso de manifiesto su capacidad para cambiar de registro.

En el cine intervino en la redacción de numerosos guiones, a veces adaptaciones de sus propias obras, y desde 1985 compartió, con el cineasta argentino Fernando Birri, la dirección de la Escuela Internacional de Cine de La Habana. Entre su producción posterior cabe destacar una novela histórica en torno a  Simón BolívarEl general en su laberinto (1989); la colección de relatos  Doce cuentos peregrinos (1992); el volumen de memorias  Vivir para contarla (2002), que cubre los primeros treinta años de su vida, y su última novela,  Memorias de mis putas tristes (2004), sobre el amor de un nonagenario periodista por una joven prostituta. Falleció en la ciudad de México en 2014, tras una recaída en el cáncer linfático que le había sido diagnosticado en 1999.

Fuente: https://www.biografiasyvidas.com/  - Más info en el reportaje sobre  Gabriel García Márquez.

También es muy recomendable el  extenso reportaje de El País Semanal Cien veces Gabo.

Y un extra de lujo...

Entrevista a Gabriel García Márquez:

Esta conversación se grabó en 1996. Iñaki Gabilondo había intentado conseguir, en varias ocasiones, una entrevista en directo con Gabriel García Márquez pero el gran escritor se resistía. Un hombre tan extremadamente meticuloso como él, tenía miedo a cometer algún pequeño error durante la conversación y que ese error (lo sabía muy bien por experiencia) se convirtiera en un acontecimiento que se propagara por todo el mundo. Tras varias intentonas fallidas, el equipo de Hoy por Hoy de Cadena SER, consiguió que pudieran encontrarse, pero sería una conversación grabada en la casa de Barcelona de Carmen Balcells, editora y amiga de Márquez. Esta grabación es una pequeña joya.

Durante este podcast se escucha la conversación sin retoques, en la que Iñaki Gabilondo se corrige o replantea ante el entrevistado algunas de sus preguntas "Tal vez sea algo tonta", le dice. Durante la charla, se van estrechando lazos y Gabo pide al periodista, "¡No me metas en la política de España en estos momentos!", cuando le pide su opinión.

El cartel del evento, por si  por favor quieres darle difusión:

Un fascinante recorrrido por el misterioso surgir de la escritura y la sed de libros

En el próximo club de lectura, ya después del verano, en una fecha aún por determinar y esperemos que recuperando nuestro añorado formato presencial, comentaremos el magnífico ensayo El infinito en un junco , de la aragonesa Irene Vallejo . En este multipremiado libro, con fluidez y permanente asombro, Vallejo relata las peripecias de este objeto inverosímil que mantiene vivas nuestras ideas, hallazgos y sueños: el libro. A lo largo de sus páginas nos adentra en la aventura de su nacimiento y en el inventario de sus formas en el tiempo: de humo, de piedra, de tierra, de juncos, de seda, de piel, de harapos, de árboles y, ahora, de luz -los ordenadores-.. Si queréis disfrutar durante del verano de su lectura amena y reposada, podéis encargarnos ya el libro para el café-libro con un  10% de descuento:

 

 

 

 

 

 

  • sábado, 27 de junio de 2020

El artículo pertenece a las categorías Club de lectura, Eventos, Mis lecturas